27 diciembre, 2009

UNA DOCENA DE REFLEXIONES


Ernesto Ráez Mendiola
ENSAD-2009


1. Has elegido una carrera muy difícil, no lo olvides. Tienes que “ser duro contigo mismo desde el principio” (Charles Dullin).

2. A nadie le interesa que llegues a ser un gran actor, actriz, dramaturgo o director, escenógrafo o profesor de teatro. Sólo a ti. El engaño a los demás comienza por el engaño a uno mismo.

3. Una férrea voluntad y una tenacidad constante durante diez años continuos te formarán hábitos con los que podrás algún día llegar a ser un buen artista. La genialidad exige más. “No te creas genial antes de tener talento” (Dullin)

4. El teatro es un arte colectivo, exige trabajo de equipo, aprende a trabajar en comunidad, el arte del actor no existe sin contraparte porque “la menor unidad social son dos hombres” (Brecht).

5. Mientras estés en la escuela puedes pedir muchas veces una nueva oportunidad. En la vida del arte nunca tendrás esa posibilidad. Serás un mediocre segundón. No hay alternativa. “No vivas la vida esperando un milagro, vive la vida misma como un milagro”. (Einstein)


6. Lo mejor que puede pasarte en tu etapa formativa es encontrarte con un maestro enérgico que no tolere tus debilidades. El problema no es la nota que vas a sacar, sino la cantidad de experiencia que vas a lograr. La nota se quedará en los registros, la experiencia la llevarás contigo toda tu vida.

7. Recuerda que el que tiene necesidad de aprender eres tú no el maestro. Por consiguiente, nunca le eches la culpa de tu bajo rendimiento. Si crees que te enseña poco, aprende más por tu cuenta; si crees que te enseña mal, díselo. De repente lo único que sucede es que no entiendes sus intenciones. Y si fuera tan malo que no hay nada que aprender de él. La misma experiencia de sufrirlo será una gran enseñanza de cómo nunca deberás ser. Los maestros son para olvidar. Aprende a escuchar a tu maestro interior.

8. Nunca te quejes de que te han mandado muchas tareas y de que no tienes tiempo. La vida no tiene horarios, es continua. Sino aprendes a estudiar como vas a vivir, creerás, como muchos, que en la escuela te “estás preparando para la vida”. Se vive desde el momento de nacer, y aun antes. No hay preparación para vivir, hay que aprender a sumar experiencias. Estas experiencias son inconcientes, cuando eres un bebe y un niño de pocos años, después serán concientes sin que las inconcientes dejen de existir. Estudiar ya es la vida. Y no sólo se estudia en la escuela, no lo olvides: “Maestra vida”.

9. Observa la vida hasta apropiarte de sus más afinados mecanismos y costumbres. “La sensación es el punto de partida” (Louis Jouvet). Llénate de mundo y trata de aprender algo nuevo cada día y de avanzar en tu perfeccionamiento sensible, intelectual, corporal, vocal, estético. No trates únicamente de aprobar un curso, piensa constantemente para qué te sirve en tu esfuerzo por llegar a ser un artista.

10. La actitud artística comienza por ti mismo, está en ti mismo. En tus cuadernos de clase, en tu vestimenta, en tu cuidado personal, en la manera como te relacionas con los demás y en el ambiente en el que te desplazas diariamente. No se es artista en el instante de crear la obra de arte sino en todo momento de la vida. En el orden de tu dormitorio y de los demás espacios de tu casa, en el arreglo de los espacios de la escuela, en el aula. No se trata de adoptar “poses de artista”, sino de ser sincero con uno mismo. “El comediante que no deja explayar su sensibilidad hacia el contorno no podrá jamás expresar la vida del alma humana” (Stanislavsky). Sin embargo, no olvides que el arte no imita la vida, la interpreta, la representa, la convierte en un signo, plantea una realidad alternativa, no cotidiana. Representación no es reproducción.

11. Haz el máximo esfuerzo por dar siempre lo mejor de ti mismo. La competencia es con uno mismo, la exigencia comienza en ti. No tienes idea de cuánto necesita el teatro peruano que tus sueños se realicen. No tienes idea de cuanto necesita el Perú del gran artista de teatro que puedes llegar a ser. No eres el primero, tampoco creo que seas el último. A pesar de la contaminación ambiental y de la miseria el planeta tierra cuenta con hombres y mujeres responsables que lucharán porque el Apocalipsis no se adelante. Aunque es verdad que, dentro de cinco mil millones de años, el planeta tierra se extinguirá inexorablemente.

12. No pueden haber dos artistas iguales. Artista es aquél que, conciente de que marchamos hacia la nada da vuelo a su creatividad para construir inquietantes imágenes de nuestra condición existencial y social capaces de generar reflexiones sobre la mejor manera de vivir el tránsito existencial, amando la vida por ella misma y deseando que todos los seres humanos aprendan a amarla de la misma manera, en un mundo mejor.

3 comentarios:

Rosa Facio Astocondor dijo...

Hola Raúl:

Interesantes las reflexiones, a tenerlas muy presentes en el camino y la formación actoral.

saludos cordiales

Rosa

. dijo...

Genial! El maestro Raez prácticamente lo dice para todas las disciplinas artísticas!
Muchas gracias Raul por postear esto!

. dijo...

Julio Vega
www.gestoresculturalesdelperu.blogspot.com